Correr con carro

Muchos me decían “se te terminó el correr” ahora que vas a ser papa.

Cuando lo escuchaba me daba la risa, dado que soy de las personas que piensan que si de verdad quieres hacer algo, lo harás.

Soy novato en esto de correr con carro, así que os voy a dar mis primeras impresiones.

En cuanto al carro que os puedo decir, en el mercado hay mucha variedad, muchos precios y con distintas características, el que uso yo es este modelo: http://www.bobgear.com/strollers/2016-sport-utility-stroller, es de la marca B.O.B.

Estos carros tienen una rueda delantera y dos traseras, tipo triciclo. Según el modelo la rueda delantera podrá ser fija o móvil, y las pulgadas de las ruedas también pueden variar. Es bastante interesante que el carro lleve un sistema de amortiguación, por eso de los baches que nos encontremos por el camino.

En mi caso, este carro me vale para usarlo por asfalto y por caminos y senderos de tierra. Digamos que es para estar más entretenido, un todoterreno.

Pero vamos al meollo de la cuestión. Lo primero que tenemos que tener en cuenta, el que manda será nuestro hij@, eso quiere decir que en función de él saldremos más o menos tiempo, y en diferente horario.

Lo que no podemos permitir es que el salir a entrenar con el carro sea un suplicio para nuestro hij@, cierto es que hay que tener una fase de adaptación, pero hay que conseguir que disfrute y que esté lo más cómodo posible.

Antes de los 6 meses está prohibido el salir con ellos, por tema de desarrollo y por la fuerza del cuello. Tienen que tener un control total de la cabeza, unos podrán tenerlo antes de los 6 meses y otros no, pero es primordial esta premisa.

Quitaros de la cabeza el hacer los entrenamientos que hacíais antes de salir con el carro, vuestra técnica de carrera se verá afectada por los 4 costados.

Tener presente que el ir empujando un carro de correr nos va a suponer un esfuerzo extra a nivel muscular. También nosotros nos tendremos que adaptar a correr de esta forma.

Debemos correr agarrando “siempre” el carro por lo menos con una mano. Hay que ir alternado el ir agarrando con una mano y con la otra, para no sobrecargar tanto una parte de nuestro cuerpo. En las subidas si son muy pronunciadas lo más seguro que empujéis agarrando con las dos manos.

Estos tipos de carro suelen tener un freno y tira para enganchar en la muñeca. Yo el agarre de la muñeca y el freno lo uso siempre cuando estoy bajando, ya que es cuando hay más riesgo.

Como de una persona que comienza a correr, la primera vez tiene que ser de prueba, ver que tal reacciona a la primera salida, de ponernos un tiempo, tirar siempre a la baja. En mi caso fue genial, tardó solo 15’ en dormirse.

Tener también presente las primeras veces el recorrido que vais hacer. Yo busque rectas largas y por asfalto, para que el cambio no fuera muy brusco.

Con el paso de los días y las semanas os puedo decir que ya salgo con el carro a correr 1h sin problemas, casi siempre se duerme al poco tiempo.

También he corrido una carrera de 10K, los primeros 5k durmiendo, otros 4 despierta y el último llorando, pero es lo que tiene que la carrera termine aproximadamente a su hora de comer. Eso hay que tenerlo en cuenta, de ahí lo primero que os dije, el que manda es nuestro hij@.

Lo más importante de todo es que disfrutéis los dos de salir a correr.

En mis futuras salidas si voy descubriendo más cosas os iré contando, como por ejemplo, saber arreglar un pinchazo.