Dolor de soleo

Alguna vez os han dolidos los gemelos, ¿verdad?.

El caso es que hay veces que confundimos el dolor de gemelos con el auténtico problema, el dolor de soleo.

Llega a ser tan molesto que nos impedirá correr, incluso en algún caso se deberá parar por completo la actividad física durante un tiempo.

Hagamos un recuerdo anatómico de la pierna:

  • Está formada por el tríceps sural y por el delgado plantar.
  • El tríceps sural o gastronemios está formado por los gemelos y por el soleo.
  • El soleo es el músculo más profundo (más cercano al hueso), se origina en la cara posterior de tibia y cabeza del peroné.
  • El gemelo interno se origina en la cara posterior del cóndilo del fémur, y el gemelo externo se origina en la cara posterior  del cóndilo externo.
  • El delgado plantar se origina en la cara posterior del cóndilo externo del fémur.
  • Todos estos músculos se insertan por medio del tendón de Aquiles en el calcáneo (talón del pie).
  • La acción de estos músculos: son indispensables para la marcha, son flexores de rodilla (gemelos) y flexores plantar (extensión de tobillo).

Os cuento lo que suelo hacer yo cuando he padecido alguna molestia de este tipo.

De primeras para prevenir el dolor de soleo al comienzo de la temporada intento hacer propiocepción con la utilización de algún elemento inestable como puede ser un bosu.

Los ejercicios que puedo realizar es desde desde mantener solo el equilibrio, saltar con los dos pies juntos, con uno, ponerme a la pata coja, todos los que se os ocurran. No solo trabajarás el soleo, ya que con el trabajo de propiocepción trabajan muchos músculos de forma sinérgica para la estabilización.

Si el dolor de soleo aparece durante la temporada os recomiendo:

  • Frío 48h, en forma de hielo.
  • En esas 48h descanso total o parcial según el grado de la molestia.
  • Masaje.
  • Vuelta al ejercicio escalonadamente.
  • Utilización de perneras cuando tienes el soleo muy cargado o para entrenamientos muy intensos, aunque los estudios vienen a decir que las perneras solo tienen efecto durante la recuperación.

Captura2He leído por ahí, que a mucha gente este problema les ha dado muchos quebraderos de cabeza incluso tras parar durante mucho tiempo.

Creo que el reposo también es contraproducente en algunos casos, el músculo se termina debilitando, por eso tras desaparecer el dolor durante la marcha normal hay que trabajar el soleo, ya que si está más débil de lo normal cuando se salga a trotar volveremos a recaer.

Yo más de una semana jamás he estado parado por este tipo de problema.

Digamos que el dolor de soleo es un problema muscular, así que debemos tener una buena flexibilidad en este músculo, debemos tenerlo fuerte y debemos cuidarlo.

Para terminar que estos tipos de consejos están más enfocados si es una molestia que no conlleva una lesión. Obviamente si el dolor es ocasionado por una rotura de fibras, nuestra rehabilitación será distinta, y los tiempos de reposo se verán alargados.