Maratón Alpino

Ultima prueba antes del Gran Trail de Peñalara, el MAM, un maratón precioso.

Ha sido mi segunda edición en esta prueba y al igual que el año pasado, y a pesar de los problemas que tuve lo he disfrutado mucho.

Esta edición presentaba varios cambios en el recorrido en comparación a la prueba del 2013. La subida a Bola del Mundo se haría por el Collado de los Emburriaderos , la vuelta por el mismo sitio, y el segundo cambio se haría en el recorrido desde Cotos hacia Valdesquí, se evitaría la carretera.

La organización puso un track del recorrido de 44K, el año pasado me salieron poco más de 43, pero este año mi GPS marcó 47K, imagino que será cuestión de dispositivos pero la cosa se fue un poco de madre.

Fotos MAM14 (5)

Llevaba dos semanas de bajada de carga y recuperando mucho para poder ver el estado de mi rodilla, así que había que olvidarse completamente de tiempos y de referencias.

La salida fue rápida, es lo que tiene tener una bajada nada más empezar, a partir de ese momento había que coger un ritmo en el cual me sintiera cómodo y me llevara sin problemas hacia el puerto de Navacerrada. Aproximadamente en 1h ya había llegado al puerto.

Primer punto duro de la carrera, subir a la Bola, aunque si se compara con la subida por la pista del Collado de los Emburriaderos me parece menos duro. Por estas zonas corría mucho el aire, tanto que los manguitos me vinieron como anillo al dedo, e incluso el cortavientos no hubiera estado nada mal, pero dado que no fue obligatorio prescindí de él.

Paso por el primer control, tocaba la bajada por la loma del noruego, la cual me encanta, muy juguetona, pero sigo con el freno de mano echado, quiero que mi rodilla no sufra. Sin darme cuenta apenas me encuentro en Cotos, otro control de chip y momento para reponer en el avituallamiento.

La subida a Peñalara fue muy tranquila, me seguía encontrando cómodo con buenas sensaciones. En este punto nos cruzamos con la gente que ya había coronado y estaba comenzando el descenso, en este punto me encontró con #Rulo y #Perdi, dos compis que lo van a bordar tanto en el GTP como en el TP60 dado que han entrenado de maravilla.

En el descenso a Peñalara varios traspiés que por casi me hicieron caer al suelo, la verdad que en ese sentido me encontraba muy torpe a la vez que muy entero, cosa rara, los traspiés son más síntomas de cansancio y fatiga.Fotos MAM14

De nuevo en cotos, más avituallamiento para encarar la zona más dura del recorrido, la subida a Cabeza Menor. Lo confieso, de todas las veces esta ha sido la primera en la que no me encontraba cómodo, seguía resbalando mucho, y el aire que volvía hacer presencia no me favorecía nada.

Lo mejor la gente que estuvo en esta zona animando, con cencerro en mano se les escuchaba desde abajo del todo, daban alas animando a grito pelado.

Al coronar Cabeza Menor llegaron las malas sensaciones, de cuerpo, piernas, y corazón estaba bien, pero la rodilla dijo basta. Empezaron las molestias, 32K y ya se resentía. En este momento mi mentalidad cambió por completo, tirar sin forzar, andando y rodando cuando pudiera.

Seguía sin estar cómodo, pero seguía avanzando, el camino se me estaba haciendo largo, pero conseguí llegar al Puerto de Navacerrada. Quedaba poco, la bajada, solo esperaba que no fuera un calvario, y gracias a dios no lo fue. Me di cuenta que en las zonas más llanas podía trotar, no muy rápido pero podía seguir trotando.

La última parte me costó por la rodilla, controlé mucho y no corrí más riesgos, pero pasadas las 6h 41’ me planté en la meta.

Puesto 197

Fotos MAM14 (8)