Memorial Fernándo García Herreros

Quisiera empezar esta crónica felicitando a todos los participantes invidentes que disputaron esta carrera perteneciente al Circuito Nacional de Carreras por Montaña para Ciegos. Es la primera vez que he visto algo como esto, es increíble el pundonor que pueden llegar a tener estas personas. Si de por sí este tipo de carreras son de una dificultad importante por el desnivel y por el terreno en el cual hay que tener mucho cuidado imaginaros para una persona ciega.

Memorial salida 1En el km 9 casi llegando al Pico La Braña donde había una zona muy pedregosa donde a parte de las piernas tienes que utilizar tus manos para llegar a la cima me encontré con el primer ciego, y los pelos se me pusieron de punta, solo al oír como su guía le decía donde estaba la siguiente piedra para poder poner un apoyo y poder seguir ascendiendo, de verdad, algo impresionante.

Esta ha sido mi última carrera antes del MAM dentro de 3 semanas y el TP60K, así que el objetivo era llevar el ritmo que me pidiera el cuerpo, si las piernas iban, tirar, y si las piernas no iban, ser conservador, pero ante todo ser prudente para evitar cualquier tipo de lesión.

El tiempo fue fantástico, un solazo acompañado de airecito en las zonas altas.

El perfil presentaba 3 cimas bien diferenciadas, Cabeza Arcón 1549m, Pico La Braña 1770m, y el Pico Mondalindo 1833m.

Nada más darse la salida se tardó poco en llegar a la primera subida, sabía que no iba a ser la más dura, lo que si creía que costaría sería el descenso, y efectivamente no me confundí, era un descenso con bastante desnivel, en el cual sufrí un poco, demasiadas piedras sueltas y varios resbalones fueran los primeros avisos, luego los que avisaron eran los cuádriceps.

De ahí camino a la segunda cima, para mí, lo más duro de la carrera, gran subida, lo único que vale es coger tú ritmo y regular bien las fuerzas. Os recomiendo que siempre que empecéis una subida echéis una mirada hacia arriba y os fijéis por dónde van los corredores, para haceros una idea de la dificultad del terreno y así poder regularos.

De aquí camino a la cima del Mondalindo, esta es una zona rápida y menos abrupta, donde se podía correr bastante bien. Hasta la cima del Mondalindo ya poca dificultad, de ahí, 4k de descenso hasta Bustarviejo.

Las vistas a partir del Pico La Braña preciosas.

La llegada a meta también fue curiosa, ya que no entré con nadie, iba totalmente solo y la gente animaba mucho, eso si que se agradece, por lo menos te sacan una sonrisa.

Tiempo de 2hYa sabeis que para mi el puesto es lo de menos, pero lo suelo poner en las crónicas, puesto 66 en 2h y 10′.

Por si os interesa, os dejo el enlace de un video de la carrera: