San Silvestre Pedrezuela

San Silvestre Pedrezuela

Ultima semana del año y como de costumbre lo hago con un dorsal en el pecho.

El pasado sábado día 24 corrí la San Silvestre Pedrezuela, esta ha sido la 2ª vez que corro allí, y como en la primera edición lo hice con buena compañía.

Desde hace meses decidí correr esta carrera a petición de mi amiga, Lucía, me dijo que me podía apuntar, y mi primera respuesta fue “si es 24 de Diciembre”, tarde un par de segundos en contestarme y decir que estaba muy tonto, ya que todos los años corro la San Silvestre de Alcobendas y Vallecas los días 31 de Diciembre, que viene siendo lo mismo que hacer algo de deporte el día 24. Así que me apunte.

Como llevo entrenando poco tiempo el cuerpo no estaba para darle caña, así que fui toda la carrera con Lucía y con Juni.

La carrera en sí no tuvo muchas complicaciones. Los días previos vimos algún que otro video de los dos pasos del río, pero al final la organización puso troncos y palés para poder pasar sin problemas, así que al final no nos mojamos.

Lo malo del comienzo de la carrera es que en el paso del primer río se forma un tapón muy considerable, que te hace estar parado casi 10′, nosotros no teníamos prisa, pero una vez que ya has entrado en calor pues como que no lo nota muy bien el cuerpo el pararse tanto tiempo.

El mayor problema que nos encontramos es que un ciclista que fue a adelantarnos por un lateral de un sendero clavó la rueda delantera en un agujero (que no vio) y dio la vuelta hacia delante, a la bicicleta la faltó muy poco para estamparse en Lucía y después en mi. Cosas curiosas que pasan a uno en las carreras.

Se pasó un buen día, que amenazó con mucho frío antes de la salida, pero que al sol se convirtió en un día espectacular.

Próxima estación Alcobendas y Vallecas.