San Silvestres

El año terminó como viene siendo habitual en estos últimos años, corriendo alguna San Silvestre de las muchas que hay ya por el calendario de carreras populares.

En mi caso la idea era correr hasta 3 carreras en un fin de semana: la San Silvestre de Pedrezuela, la San Silvestre de Alcobendas, y la San Silvestre Vallecana.

Pero cosas de la vida, y como también me suele pasar muy a menudo en las vacaciones de navidad, pillé la gripe y no pude disfrutar como me hubiera gustado. A mediados de semana tuve algo de fiebre, y aunque fui mejorando con el paso de los días decidí no correr en Pedrezuela.

Ya el domingo sí que corrí la de Alcobendas, la cual fue muy especial para mí, ya que fue la primera vez que corría con mi hija empujando el carro. Hay que ir acostumbrándose si en Praga y en Madrid quiero correr con ella. Me limité a tener cuidado al comienzo de la carrera, ya que para no molestar me puse atrás del todo, hasta poder correr cómodamente. Costó al principio un poco, pero el tiempo para ser la primera vez no estuvo nada mal.

Y para terminar el día, para la Vallecana, pasada por agua al comienzo, pero con esta ya son 15 ediciones, casi nada. No sé si será el gran número de ediciones que llevo, pero cada año que pasa digo que será la última, pero nada, sigo corriendo un año tras otro. Veremos donde estará el tope.