Tapering

Vamos a ir directos al grano, el tapering es la reducción paulatina de los parámetros de la carga de trabajo de nuestro entrenamiento para llegar al día D en un periodo de supercompensación y poder dar el 100% ese día.

Cuando nos plantamos en la línea de salida de una competición si esta es un objetivo para el cual llevamos entrenando mucho tiempo lo suyo es que estemos en plenitud de condiciones físicas y mentales, es decir, no llegar con ningún tipo de molestia o cansancio y con la mente fresca y motivada.

Según el tipo de competición a la que nos enfrentemos el tapering durará más o menos tiempo, pudiendo ir desde 1 a 3 semanas.

Digamos que todo el trabajo ya está hecho, se han cumplido todas las fases del entrenamiento y llega el momento de bajar la carga para llegar a tope. Lo que no se ha conseguido durante varios meses no se va a conseguir en las últimas semanas.

El problema de este periodo es que tenemos que ser muy prudentes. Se pasa de entrenar en algunos casos muchos días entre semana, durante mucho tiempo, y durante muchos km, y nos creemos, que cuando llegamos a esta fase se va a perder esa chispa que tenemos, pensamos que el entrenamiento no vale para nada, que lo que vamos a conseguir es lo contrario, perder todo lo ganado. El cuerpo está en forma, y nos pide correr más y más rápido. Tenemos que controlarnos, este periodo de tapering es el que nos va a permitir correr más y más rápido el día D.

Así que ser pacientes, y en esta fase mucho control.

A nivel mental, nos puede servir para ir mentalizándonos en la carrera, visualizar como se puede dar, creernos que el trabajo realizado ha sido el correcto, que lo vamos a conseguir y que nada nos podrá parar.

Debemos seguir con nuestra rutina diaria, esperando a que pasen los días.

Tags: